Es un mito recurrente pensar que la cirugía plástica lo único que hace es deformar a una persona por trabajos mal hechos. La medicina especializada en este terreno ha evolucionado. De hecho, un profesional comprometido con el paciente tiene el compromiso de decirle si un cambio le sentará bien o no.

Además, acudir a cirugía plástica no solamente es por querer cambiar algo, sino ese “algo” a veces es centro de atención de otros o motivo de burlas, como la nariz o el mentón. Por eso, la intervención de este tipo brinda a los pacientes una serie de beneficios:

1.Moderna solución para mejorar aquellas zonas del cuerpo que requieren muchas horas y días de trabajo en un gimnasio. No obstante, después de la operación, el paciente deberá cuidarse para mantener el estado que desea.

2.Comodidad con el cuerpo, ya que al solicitar implantes, por ejemplo, una persona puede sentirse más atractiva y segura.

3.Evita ser el centro de atención o si lo es, será por el cambio que beneficia el aspecto cualquier persona.

4.La cirugía plástica también da una imagen más saludable.





Acude con los especialistas de Clínica Armonía, quienes te ayudarán a tomar la decisión más adecuada para ti.